Bookmark and Share

Publicaciones - Discursos - contenido

Discursos
26.09.12 20:17 Antigüedad 5 meses

Conferencia del magistrado Gerardo Solís, como orador de fondo, durante la reunión mensual de APEDE, realizada el martes 25 de septiembre de 2012, en el Hotel Miramar, ciudad de Panamá.

Categoría: Discursos

Por: Gerardo Solís

Gracias a todos por acompañarnos en este almuerzo, quiero compartir estas reflexiones con ustedes.

No puedo iniciar lo que quería decirles,  sin hacer una confesión,  producto de la obligación que me impuso el presidente de APEDE,  Roberto Troncoso, al escuchar sus palabras. Me siento como si hubiera estado  en mi obituario.  Le decía que puedo morir en paz.

Pero, quiero compartir con ustedes una confesión. Siempre creí que Dios me había bendecido con una mala  memoria,  fotográfica, ¡pero mala!   porque se me    olvidan las cosas rápidamente, lo que me impone una obligación de no mentir, porque decía mi abuelita  “que más rápido se coge a un mentiroso que a un cojo”;  si uno tiene mala memoria no se acuerda de las mentiras, así que siempre tiene que decir la verdad. 

Y debo decir aquí en este momento,  que creí que había sido vacunado con una  dosis  suficiente de  humildad, como para no dejar que me afectara la vanidad,   pero al escuchar a Roberto que hizo una reflexión, -- y acepto con humildad esas observaciones que él ha hecho-- como un acicate, que es en verdad un aliciente para la formación del carácter. Y lo tomo de la misma manera que lo expresa, para asegurar que los funcionarios públicos, que empresarios privados  tengan la certeza que la sociedad está mirando su conducta.  ¡Muchísimas gracias, Roberto!.

Y  no puedo dejar de decirles lo que en realidad es, yo no soy más que el producto de mis maestros Erasmo Pinilla y Eduardo Valdés Escoffery. Gracias a ellos, que son los que me han formado dentro del Tribunal Electoral.   

¿Cuál es el contexto actual de nuestro sistema electoral?,  y a mí me gusta   bautizar mis charlas cuando voy a hablar, y esta la he bautizado “Revesa Revertida” Y al final, ustedes podrán comprender por qué considero que estamos viviendo un especie “Revesa Revertida”.

Hasta la celebración de las  elecciones del año 2009 -las últimas elecciones-   habíamos experimentado  un mejoramiento de  las normas  electorales, producto de la experiencia recién pasada de cada torneo.

El Tribunal Electoral  convocaba a una Comisión Nacional de Reformas Electorales (CNRE), en donde Roberto Troncoso ha participado como representante del gremio empresarial;  también está el gremio laboral, está la Comisión de Justicia y Paz de la Iglesia Católica, coordinada  por Maribel Jaén que aglutina  el Foro Ciudadano Pro-Reformas.  También están los  sectores de los Organismos No Gubernamentales  y los sectores académicos, los partidos políticos  legalmente constituidos y los partidos en formación.

Y allí intercambiamos opiniones del proceso electoral pasado para buscar unas normas mejores, y superar obstáculos tendentes a fortalecer nuestra democracia. El propósito es dar certeza de  reglas justas,  donde los jugadores jueguen en igualdad de condiciones en un campo de juego que no esté inclinado en perjuicio de ningún jugador,  ni a favor de otro jugador.

 A partir del 2009, cuando gana las elecciones la alianza conformada por Ricardo Martinelli con el 60% de los votos, empezamos a percibir un desmejoramiento y debilitamiento de la institucionalidad democrática y de nuestro estado de derecho. ¡Y tenemos que tener claro esto como sociedad!  enfrentamos un estado de opinión y los que creemos en el estado de derecho, debemos entender que el estado de opinión no puede imponerse sobre la dignidad de las minorías.

Los magistrados del Tribunal Electoral tienen por disposición constitucional, competencia privativa en materia electoral.

¿Qué significa esto? Que ni siquiera la Corte Suprema de Justicia puede, en estricta técnica constitucional, interpretar la ley electoral en sentido contrario de cómo lo ha hecho el Tribunal Electoral. Pueden  los magistrados de la Corte Suprema de Justicia salvaguardar    la constitucionalidad, y pueden salvaguardar cualquier conflicto de ley con la Constitución y cualquier interpretación de actos del Tribunal Electoral, que consideren que viola la ley,  Pero la interpretación de la ley electoral es competencia privativa del Tribunal Electoral.

A partir del año 2009, vemos nosotros una variación, un cambio en la Corte Suprema de Justicia. La Corte que se instaura a partir de 1990 sentó precedentes claros en este tema: la Corte Suprema no se inmiscuía en decisiones de carácter político-electoral, esa materia quedaba en manos del Tribunal Electoral.

A  partir del 2009 con el fallo del PARLACEN, un fallo de inconstitucionalidad,  en donde la Corte Suprema de Justicia le ordena al Tribunal Electoral,  medidas para que le entregue credenciales a siete candidatos de Cambio Democrático que no corrieron en las elecciones del 2009.

Empieza una tendencia que se va reforzando, de decisiones de la Corte Suprema en materia de constitucionalidad, que resuelven conflictos electorales, y a pesar de que  las decisiones de la Corte tienen efectos a futuro, se le dan efectos retroactivos, dándonos instrucciones de cómo proceder en casos específicos.

En el 2010, la Asamblea aprueba una ley que impedía el transfuguismo, y a partir de la  aprobación de esa ley en donde se hace prácticamente imposible la revocatoria de mandato, cambia la correlación de fuerzas políticas en la Asamblea, y el partido Cambio Democrático, adquiere la mayoría en la Asamblea.

En el año 2010 también,  siguiendo con esta nueva tendencia dentro del moderno sistema jurídico que se está viviendo actualmente en Panamá, la Corte Suprema resuelve una inconstitucionalidad, en la que declara que es inconstitucional una práctica del Tribunal Electoral que viene de vieja data. Creo yo, si mal  no recuerdo. el magistrado Vades podrá corroborarlo,  es una norma que ha estado vigente siempre en la República de Panamá, o es una práctica. 

Si una persona compite para más de un cargo de elección y gana en ambos cargos, el Tribunal Electoral , solo entrega credenciales en un cargo, en el cargo que escoja; y si no escoge, en el cargo de mayor jerarquía,

 En esta ocasión la Corte Suprema le instruye al  Tribunal Electoral en  una demanda de inconstitucionalidad, que le entregue credenciales  a tres diputados que también ganaron como representantes de corregimiento, y esos tres diputados tienen actualmente credenciales como representantes de corregimiento, con el derecho de asistir a las reuniones de los consejos municipales y a su vez son diputados de la República.

Esos fueron José Pepe Muñoz quien fue Presidente de la Asamblea de 2010 al 2011,  el actual presidente de la Asamblea Sergio “Chello” Gálvez, y el diputado Vidal García, todos de Cambio Democrático.

En el año 2012,  el Tribunal Electoral rechazó por violación a los estatutos  del partido, la fusión entre el partido Cambio Democrático, que ya había sido fusionado con el partido Unión Patriótica, y rechaza la fusión por violación de los estatutos del MOLIRENA.  A partir de ese momento, es cuando sentimos los magistrados realmente, que nos hemos ganado la animadversión del Gobierno.

Yo podría especular, que empezó a germinar ese sentimiento, cuando unos meses antes el TE advirtió el tema de la reforma a la forma de escoger al Presidente de la República, introduciendo en Panamá una segunda vuelta electoral o el balotage.  Entre mayo y junio del 2011,  a año y medio de Gobierno es cuando realmente comenzamos a sentir los Magistrados, que empiezan a darse fricciones con el  Gobierno, propias del ejercicio de una función objetiva, imparcial y  vertical  del Tribunal Electoral.

Cuando el árbitro ve que un jugador está haciendo algo que no está cónsono con las reglas, tiene que tocar el silbato.  Entendemos que cuando un boxeador está acostumbrado o quiere dar golpes bajos, es muy posible que se suba su pantaloncito  y le baje un poquito  al adversario para que no se note dónde está dando los golpes, pero si  el árbitro hace los llamados de atención, es lógico suponer que el árbitro no va a ser bien visto por ese boxeador.

En el 2011 se da la elección parcial para  Representante de corregimiento de El Bebedero,  y el Tribunal Electoral realiza un proceso,  respetándole las garantías  a todos los actores. Tuvimos que soportar todas las medidas de dilación de parte de los diferentes abogados  que actuaron en el proceso, mientras que se nos endilgaba a nosotros la demora de  las resultas de ese proceso.

En la sentencia hicimos advertencias de más de once  procesos que tendieron  a dilatar  la solución de ese conflicto. Hemos ordenado la celebración de una nueva elección que debe ocurrir el 28 de octubre de este año.

En dicha sentencia  quedó claramente evidenciado el uso ilegitimo de recursos oficiales de manera velada, para beneficiar una candidatura, que dicho sea de paso, por tratarse de una maestra jubilada y residente en la comunidad, que había sido la esposa del diputado en aquella época, del legislador, muy posiblemente no necesitaba de ese abuso económico de recursos del Estado

Durante el 2012, vimos también un intento de la Asamblea de aprobar una Sala Quinta en la Corte Suprema de Justicia, que la sociedad rechazó por  una percepción muy clara, y lo dejó muy expresado de manera patente, que fue lo que permitió que éste desistiera de esta reforma, al igual que unas leyes muy especificas que pensaron que tendría un efecto de cambiar la forma de tomar  decisiones en la Corte Suprema de Justicia.

En el año 2012, luego de que el Tribunal Electoral por más de seis meses se preparara para  la Comisión Nacional de Reformas Electorales que sesionó  durante todo el año  2010, un año y medio de  trabajo, se presentó junto con la sociedad civil y con los partidos políticos  a la Asamblea, unas  reformas que tenían muchas bondades para mejorar nuestro sistema electoral;  entre ellas, ponerle un límite al gasto en las campañas electorales, ponerle un tope a lo que un donante o padrino como mecenas,  podría darle a cada candidato; y permitirle al Tribunal Electoral, transparencia en la publicación a través de la página Web del Tribunal Electoral de los  informes de donaciones y de gastos de los candidatos.  

Ninguna de esas normas fueron aprobadas. Luego de un año y medio  de dormir el sueño de los justos  en la Asamblea, entre fragores  que se dieron en la Asamblea, la sociedad civil y el Tribunal Electoral optaron por apoyar la decisión de la sociedad de pedirle a la Asamblea que ya no reformara el Código Electoral. En mayo de este año, el magistrado Eduardo Valdés Escoffery,  inicia la coordinación del Plan General de Elecciones del 2014 con  las reglas del 2009, con un compromiso social de que quienquiera  que ganara las elecciones, apoyaría aprobar como primer acto de Gobierno, las reformas íntegras   presentadas en el 2010  por la Comisión Nacional de Reformas Electorales,  eso era un gran avance para nuestra democracia,  independientemente que fuéramos al 2014 con las mismas reglas del 2009. Sin embargo, la Asamblea decide unilateralmente, el partido Cambio Democrático, algunos diputados,  introducir unas  reformas electorales, que ahora conversaré con ustedes.

No podemos olvidar que sobre los magistrados del Tribunal Electoral penden varias espadas de Damocles. Miembros de Cambio Democrático han demandado ante la Corte Suprema de Justicia,  y allí  se encuentran  por resolver demandas por coacción contra magistrados del Tribunal Electoral. El propio presidente de la República Ricardo Martinelli, presentó una solicitud a través de abogados a la Corte, para que separaran, destituyeran  y sancionaran, no solo a los tres magistrados titulares,  sino también a las magistradas suplentes.

Afortunadamente,  por la presión que se dio a través de  las redes sociales,  un sábado cuando se conoció de ese hecho, en  pocas horas el Presidente de la República nos llamó a los tres magistrados para decirnos que iba a  desistir de esa acción el lunes a primera hora, cosa que él  hizo,  pero curiosamente posiblemente la mora y la recarga, que tienen    sobre sus hombros  los magistrados de la Corte Suprema de Justicia,  ha impedido que sean resueltas favorablemente y todavía allí penden.

Hoy escuchamos de otra demanda y ahora a titulo personal que interpone un miembro de Cambio Democrático contra otro de los magistrados del Tribunal Electoral. No podemos dejar de expresar que sentimos que se intensifica una campaña de descrédito contra el Tribunal Electoral.

Y estoicamente le hacemos  frente. Sin embargo, debemos advertir que en este caso tal vez no va a ocurrir que una mentira repetida mil veces se convierta en verdad, pero puede ocurrir que se intente deslegitimar el proceso electoral a través del descrédito del acto,   y un proceso electoral sin legitimidad y autoridades elegidas en el 2014, que carezcan de legitimidad, y que pueda haber un ápice de duda sobre su reconocimiento o sobre la forma en como fueron elegidas, puede haber una situación de tensión, inestabilidad y de intranquilidad social, que no se sabe a dónde nos va a llevar.

Hay quienes prefieren sacrificar  la verdad en aras de la armonía. Nosotros los magistrados del Tribunal Electoral  tenemos que decirles la verdad y por eso estamos haciéndolo con suficiente antelación, para que toda la sociedad abra los ojos sobre lo que puede ocurrir en el 2014.

Es justo reconocer y así lo hacemos,  que por primera vez en el historia el Tribunal Electoral  ha recibido para el próximo año el 100% del presupuesto solicitado;  no se nos hizo ningún recorte, eso es algo inédito y tenemos que reconocerlo, principalmente al ministro Frank de Lima, que como titular del MEF es el que hace eso, pero al Presidente de la República Ricardo Martinelli  y a su Gabinete, que es el que lo presenta a la Asamblea.

También es de justicia reconocer que durante este periodo se está construyendo una sede digna,  que será un ícono,  un edificio monumental que representará lo poco que somos los hombres frente a  la majestuosidad de la institución  de la democracia, por la  que todo el pueblo panameño lucha, y ello debe ser un reconocimiento que hace el Presidente de la República y el Ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino quienes en su oportunidad,  nos respaldaron para obtener los fondos,  obtener el terreno y construir esta obra que va a ser  motivo de visita  de todos los turistas que vengan a este país, y que va a albergar también    un museo dedicado a la democracia.

¿Cuáles  son los retos a los que se enfrenta principalmente  el Tribunal Electoral? Creo que el más obvio, el primer reto, e inmediato,  que tenemos por delante, es la designación de mi reemplazo. Ojalá la Corte Suprema de Justicia, escoja a una persona que sea garantía de tranquilidad social, creo que eso es lo más importante, estamos ahora mismo en ese proceso, ojalá que así sea como ocurra.

Sin embargo, creo que el reto más importante de aquí a las elecciones, es que como sociedad logremos  conciencia de que es necesario impedir el uso y el abuso de recursos oficiales para favorecer algunas candidaturas políticas, y eso requiere los ojos y las denuncias  de todos los ciudadanos.  ¿Cómo podemos enfrentar estos retos?

Lo primero es mantener una campaña de concienciación hacia  la ciudadanía. Nosotros tenemos la habilidad y la capacidad de observar y denunciar aunque sea  a través de las redes sociales, cualquier irregularidad, cualquier anomalía que observemos. En la medida que podamos detenerlas a tiempo, vamos a evitar que se forme una avalancha que después nos caiga a todos encima.

La sociedad civil necesita recursos para esta tarea, y aquí los empresarios son sumamente importantes,  y esto es un reto que puede tener APEDE, por delante. Cómo empoderar económicamente al menos,  a los Organismos No Gubernamentales,  dedicadas a trabajar por la democracia, para crear una campaña que sea sostenible por lo menos hasta las elecciones del 2014.

Yo creo que también es fundamental expresar nuestro reconocimiento y  agradecimiento al liderazgo en  nuestra sociedad y es a la Iglesia Católica, y solicitar a través de este podium  y formalmente como ya lo ha hecho monseñor Ulloa y lo ha expresado, tenemos que solicitar que se concrete la firma de un Pacto Ético Electoral.

Por primera vez en el 2009, después que había sido una tradición, no se firmó, y no se firmó el Pacto Ético porque uno de los candidatos, no quiso firmarlo, se negó a firmarlo, hoy es el Presidente de la República. No podemos permitirnos como sociedad que se nos prive del derecho   de exigir que se firme un Pacto Ético Electoral para garantizar cierta conducta de parte de los candidatos. Debemos fortalecer los ONG, y recordar siempre que la democracia no es solamente un proceso de elegir  cada cierto tiempo al gobierno, la democracia requiere brindar oportunidades al pueblo de acceder al poder público;  requiere de oportunidades para lograr  buena fama social y requiere de oportunidades para prosperar económicamente.

La democracia no es solamente un sistema de fechas;    la democracia no es la imposición de la voluntad de las mayorías sobre la dignidad de las minorías; la democracia es una forma de convivencia:  la practicamos en el hogar, la practicamos con la pareja; aspira a través del consenso   a promover la prosperidad personal mediante el debate informado de las ideas y argumentos, en condiciones  de igualdad para lograr el bienestar común y la felicidad. La democracia se obtiene  cuando los actores participan a través de instituciones públicas, por medio de     procesos legítimos fomentando una tradición  cultural de tolerancia, deliberativa,  basada en el consenso y no en la imposición.

 

Yo quisiera compartir con ustedes unas reflexiones que el  magistrado Valdés hizo públicas, luego de compartirlas y analizarlas en  Sala , a través del alcance de las nuevas reglas electorales que se nos han impuesto por medio de una Ley 54, que aprobó la Asamblea, recientemente.

Se permite que una persona corra para más de dos cargos, cumpliendo  con esa sentencia que se dictó en el 2010,  la Corte Suprema de Justicia  de que se deben entregar las credenciales a los dos.

Podemos ver claramente los conflictos electorales que se avecinan. Un Presidente de la República puede ser a la vez diputado,  y  en algún momento sentarse  en la Presidencia de la Asamblea, y en otro momento regresar  a la Presidencia de la República,  porque ahora tiene derecho a tener las dos credenciales.

Un alcalde se puede sentar como miniejecutivo  de un municipio, y a la vez  como representante en  ese Concejo que funciona como órgano legislativo de ese municipio .

Se permite que un miembro de un partido, a lo interno del partido,  pueda correr para varios  puestos de organización. Esto es, más o menos, para que lo entiendan, como  que un magistrado pueda a la vez ser juez. Entonces,  se atenta contra la autonomía de los diferentes órganos internos partidarios, esto debilita la institución  de la democracia conocida como  los partidos políticos.

Los miembros de los partidos que sus estatutos establezcan que  deben separarse del cargo directivo a lo interno del partido si aspiran  a correr en las elecciones a un puesto de elección popular no tienen que renunciar ya. Esto es en contrasentido de una norma que por analogía tienen algunos partidos, que buscan repetir la que está en el Código Electoral, que establece que “algunas autoridades tienen que separarse del puesto en que se encuentran si pretenden postularse nuevamente.”  Es el artículo 27 del Código Electoral.     

Peligrosísimo para la paz,  la convivencia  y la tranquilidad de las personas. Se imponen restricciones para que el Tribunal Electoral no pueda actuar de manera expedita, cuando hay una propaganda electoral que denigre, que atente, o que sea sucia.  La regla hasta el mes pasado era que en un proceso electoral, el afectado por una propaganda,  podía acudir de manera expedita al Tribunal Electoral, quien  operaba en sesión permanente y podía ordenar la suspensión de la propaganda  en forma inmediata mientras se resolvía el  contradictorio. Ahora,  el Tribunal Electoral  no puede suspender la propaganda, sino en lo que en la práctica se convierte ahora en prácticamente tres semanas,  porque hemos quedado con las manos amarradas a escuchar la opinión, que no es vinculante, del Fiscal Electoral, El Tribunal Electoral  no puede suspender una propaganda sucia que denigre, que ofenda, que incite  a la violencia, que atente contra la moral y las  buenas costumbre,  sino esperar hasta tres semanas la opinión del Fiscal Electoral

 

A los independientes, estamos buscando la manera de cómo hacerles justicia porque la Ley 54 en la práctica lo que ha hecho es hacerles más difícil el proceso de candidatura a los independientes. Durante el último proceso él Tribunal Electoral otorgó cuatro meses para la recolección de firmas, y podían hacerlo durante todo el tiempo de esos cuatro meses, ahora tiene que hacerlo  en unos  libros estacionarios  y en la práctica, por un error  e incongruencia de redacción de la Ley 54,  lo que dice es que son tres meses, en la práctica pueden ser  dos meses, o sea  que solamente podrían tener dos meses para recoger firmas.

También abre la posibilidad que un candidato independiente pueda correr también por un partido político, por esas incongruencias de la ley, al no haber     derogado un artículo vigente que lo prohibía, queda una norma específica que al menos para representantes y alcaldes existe una imposibilidad legal de ser postulados por   partidos políticos. Amén de que  se introdujo una norma que también  obstaculiza el derecho  de los candidatos de los partidos a postular en pequeñas circunscripciones,  candidatos comunes,  si no van en una alianza nacional.

El tema de género,  no puedo dejar de enfatizar  que somos el último  país en Latinoamérica con la representación  menor de mujeres en la Asamblea.  Y este es  un tema cultural que no viene al caso entrar en la charla  en estos momentos.   Pero,  debemos enfatizar que la propuesta que presentó la Comisión Nacional de Reformas Electorales, le hacía justicia  a la paridad, a la equidad de género;  introducía normas que iba a permitir que en el 2014  más mujeres estuvieran representadas en la Asamblea.

Hoy día con estas normas, sencillamente se aumenta  un 30%  romántico, a un 50%. Posiblemente si tal vez dentro de los partidos, ojalá y entonces  se postule hasta el 50% de las mujeres, pero no es una norma como la habíamos propuesto los magistrados en la Comisión Nacional de Reformas Electorales que era haciendo énfasis en una acción afirmativa que establecía una  obligatoriedad de reconocer esa justicias   para que puedan estar representadas en la Asamblea.  

Todo lo que hemos planteado nos enfrenta  a un gran dilema:  la incertidumbre jurídica con la que nos vamos a encontrar en el 2014. Esta legislación 54 que viene a  cambiar la reglamentación que estábamos dictando  los magistrados, producto del Plan General  de Elecciones que ya  había iniciado en mayo,  puede ser declarada inconstitucional porque  ya tiene demanda de inconstitucionalidad,  que era previsible que se iba a  presentar.

 

Puede ocurrir que la Corte Suprema de Justicia resuelva la inconstitucionalidad después de las elecciones, y habiéndose cambiado la forma de elegir a los diputados en los circuitos plurinominales, es muy posible que la Corte Suprema de Justicia esté decidiendo “a posteriori” de las elecciones, la conformación de la Asamblea Nacional.

 

 Vamos a estar expuestos a una incertidumbre jurídica. Por eso he llamado a esta charla,  a este conversatorio “Revesa Revertida”, porque se está desbordando,  saliéndose  de los límites una contracorriente que se ha producido por una tradición que venía fluyendo como un río que venía de las montañas,  buscando su caudal en el mar.

Como sociedad estábamos evolucionando cada vez más a una democracia que se consolidaba. Ahora nos toca a todos los ciudadanos tomar conciencia de los riesgos, de los peligros y enfrentarlos. 

Yo confío plenamente en que los magistrados Valdés y Pinilla y los más de dos mil colaboradores que trabajan en el Tribunal Electoral, con mística y con vocación,  fomentando una entidad de Clase Única,  sabrán hacerle frente a este reto. Espero igualmente, que la sociedad tome conciencia de ello.

Muchísimas gracias.