Bookmark and Share

Quiénes somos - Educación Cívica Electoral

Los contenidos básicos del Programa Educación Cívica Electoral, están incluidos en los seis módulos de contenidos electorales que son el motor y guía del Programa.  Estos contenidos aparecen en los módulos bajo los siguientes títulos:

Módulo de Educación Cívica Electoral No. 1
Tribunal Electoral: "Educando para la Vida en Democracia"


Módulo de Educación Cívica Electoral No.2
La Democracia, Valores y Principios que la Sustentan

Módulo de Educación Cívica Electoral No. 3
Evolución de la Democracia en Panamá

Módulo de Educación Cívica Electoral No. 4
Organización Política del Estado Panameño y los Criterios Electorales para Escoger sus Autoridades

Módulo de Educación Cívica Electoral No. 5
Derechos y Deberes de Hombres y Mujeres

Módulo de Educación Cívica Electoral No. 6
La Fiesta Electoral

 

La Ley 5 del 9 de marzo 2016, regula el funcionamiento   del Tribunal Electoral como organismo estatal autónomo e independiente de los Órganos del Estado. La Constitución Política y la ley le asignan   facultades de autonomía jurisdiccional y jurisdicción electoral.

Las atribuciones específicas del Tribunal Electoral son las siguientes:

1.     Identidad de las personas naturales, tanto de registro civil e identificación

2.     Organización Electoral

3.     Naturalización

4.     Administración

5.     Investigación, docencia y cultura democrática

6.     Potestad reglamentaria y jurisdiccional

El Centro de Estudios Democráticos, en cumplimiento del plan estratégico tiene la misión  de fomentar la cultura cívica-electoral enmarcada en los principios éticos y democráticos, a través de la formación, investigación y documentación en materia electoral, con miras a fortalecer la gobernanza democrática en el país, como promotor de la democracia y con la certeza de que es la única forma de gobierno y de vida, capaz de garantizar el desarrollo político y social del país, en el marco de una cultura de paz.

La democracia como estilo de vida, requiere  que se le dé relevancia,  tanto a los procesos electorales como a educarse  y educar para aprender  a vivir en  democracia. De aquí se desprende  el compromiso nuestro, como organismo electoral,  de promover en forma permanente  la educación ciudadana para fortalecer la democracia, aunado a la responsabilidad  de la organización de eventos electorales legales, puros y transparentes. 

Se requiere que aunemos  esfuerzos para el fortalecimiento y sostenibilidad de la democracia,  a fin de  consolidarla a niveles mucho más prácticos y  trascendentes como es la educación. 

En cumplimiento de la ley, el Tribunal Electoral de Panamá y el Ministerio de Educación suscribieron el 26 de diciembre de 1995 el Convenio de Asistencia en Educación Cívica Electoral, con el propósito de fortalecer la Democracia educando a los  estudiantes para lograr la toma de conciencia por parte de la comunidad educativa, en lo referente al ejercicio efectivo y consciente de los derechos y deberes ciudadanos para la vida en democracia.

Una vez cumplidos los objetivos del convenio de 1995, se suscriben las Adendas en el 2003 y 2008, en la cual se amplía las Comisión Técnica Interinstitucional de Educación Cívica Electoral, quedando integrada por la Dirección General de Educación, las direcciones de Educación Inicial, Básica General, Jóvenes y Adultos, Asuntos Estudiantiles, Curriculum, Tecnología Educativa, Perfeccionamiento Profesional, Coordinación de Tercer Nivel, Particular y las direcciones de las áreas curriculares.

Encaminadas hacia la misión de educar para la vida en democracia, las acciones del Programa de Educación Cívica Electoral se desarrollan  sobre la directriz de los siguientes objetivos, entre otros: 

 

  • Promover el conocimiento y la práctica responsable de los derechos y deberes individuales, políticos y sociales para favorecer la convivencia pacífica en un sistema democrático. 
  • Consolidar la participación ciudadana a través del conocimiento de las organizaciones políticas y su funcionamiento, que permita la formación de un juicio crítico de las instituciones, los procesos y el actuar político. 
  • Valorar la importancia de la participación ciudadana en el afianzamiento de la democracia, considerándola como una de las prioridades  para el sostenimiento de la misma.

Con el propósito de establecer nuevas estrategias se firma, en el 2008,  una segunda adenda al convenio firmado en el 1995 con el Ministerio de Educación,  en donde se crea la figura del Promotor Electoral y se establece la última semana del mes de abril,  como la Semana de la Educación Cívica Electoral.

En vista que las metas establecidas en el Convenio se cumplieron en su mayoría, fue necesario suscribir un nuevo convenio el 27 de noviembre de 2009, con un Texto Único, entre el Tribunal Electoral y el Ministerio de Educación.

Con mira a darle vigencia al Programa de Educación Cívica Electoral, el Tribunal Electoral conjuntamente con el Ministerio de Educación realiza cada año el Seminario Taller para la Enseñanza de la Educación Cívica Electoral y su Aplicación en el Aula, dirigido a todos los docentes de los centros educativos del sector oficial y particular.

 A la fecha se han beneficiado 881,733 estudiantes y 18,448 docentes, incluyendo  supervisores y directores de centros educativos oficiales y particulares.

Cabe destacar la exitosa celebración de la Semana de la Educación Cívica Electoral en todas las regiones educativas del país. (Ver galería de fotos 2017)

Se han realizado alianzas estratégicas con otras instituciones y organizaciones, suscribiendo convenio de colaboración en educación cívica con la Asamblea Nacional, en el año 2003, para capacitar a los estudiantes que participarán como diputados en el Programa Asamblea Juvenil.

 

 También mantiene convenio desde el 2006,  con CIVITAS Panamá, organización no gubernamental, que capacita a docentes, en los programas de Fundamento de Democracia y Proyecto Ciudadano,  con el propósito  de formar a los estudiantes, para la construcción de una conciencia y responsabilidad a través de la participación cívica, competente,  responsable y comprometida con los principios democráticos.