El Cuerpo de Delegados Electorales  conocidos como los  “guardianes civiles de la democracia panameña” cumplió 20 años de fundación, por tal razón, los magistrados del Tribunal Electoral realizaron una serie de  homenajes a los miembros de los capítulos de esta organización  en  las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro, Veraguas, Herrera y Los Santos. El objetivo es  resaltar la labor de estos héroes anónimos, que trabajan “adhonoren”, a fin de mediar en los conflictos que se dan en los procesos electorales del país. El magistrado presidente del Tribunal Electoral, Gerardo Solís manifestó a los amigables componedores que “ustedes son el hilo conductor para lograr la paz y  la armonía en  los procesos electorales y así lograr que se realicen unas elecciones puras y transparentes.” Hoy,  esta agrupación  que es considerada en el mundo electoral como de Clase Única, por tal razón deben sentirse orgullosos de pertenecer a ella. Por su parte, el ingeniero Fausto Fernández indicó que como amables componedores en los conflictos propios de las campañas electorales  garantizan que los partidos políticos y la ciudadanía en general  celebraran con tolerancia esta  fiesta electoral, sacrificando a su familia con  con la única retribución   de haber servido al fortalecimiento de la democracia en Panamá. En estos eventos estuvieron presentes los magistrados Gerardo Solis, Erasmo Pinilla C., el ingeniero Fausto Fernández, Presidente del Cuerpo de Delegados Electorales y Roberto Lombana, Presidente  fundador de esta organización, representantes de los  partidos políticos, directores regionales e invitados especiales. Mediante el Decreto N° 2 del 10 de enero de 1991, el Tribunal Electoral crea el Cuerpo de Delegados Electorales en Panamá,  basado en el éxito obtenido en la hermana República de Costa Rica desde 1948. Próximamente se realizarán homenajes a los Delegados Electorales de las provincias de Colón, Coclé, Panamá Centro y  San Miguelito.