Con la finalidad de coordinar las tareas de organización en los procesos de elecciones primarias de los partidos políticos PRD, Partido Panameñista y Cambio Democrático, a celebrarse en los meses de marzo y abril próximos, el presidente del Cuerpo de Delegados Electorales, Fausto Fernández, inició este jueves en la provincia de Chiriquí una gira a las diferentes direcciones regionales del Tribunal Electoral, para reunirse con los delegados de todo el país. Fernández precisó que se están desarrollando acciones y actualizando a los delegados electorales con información nueva, para lograr una efectiva coordinación entre las diferentes dependencias del TE y los delegados electorales, de cara a los eventos políticos que se avecinan y las elecciones generales del 2014. Adelantó que hasta el momento se han confirmado 31 delegados electorales en la provincia de Chiriquí, y están en proceso de reclutamiento unos 29 para llegar a la cantidad de 60 delegados. “El Cuerpo de Delegados Electorales cuenta actualmente con 515 delegados a nivel nacional, pero confiamos en contar con 700 para las elecciones generales del 2014”, indicó Fernández.La actividad se efectuó en el salón de capacitación, en la sede regional de Organización Electoral del  Tribunal Electoral en David, provincia de  Chiriquí. El año pasado el PRD firmó un convenio con el Tribunal Electoral mediante el cual solicitó a la institución la organización y supervisión de las elecciones primarias del colectivo, que se celebrarán el 10 de marzo de 2013. El Tribunal Electoral también organizará y supervisará las elecciones primarias del Partido Panameñista el próximo 17 de marzo, a petición del colectivo político, y actuará en el mes de abril en las primarias del Partido Cambio Democrático, como amables componedores.La reunión contó igualmente con la presencia de la directora regional de Organización Electoral de Chiriquí, Clenis Montenegro. El artículo 89 del Código Electoral de Panamá,   establece que “los partidos políticos podrán solicitar al Tribunal Electoral la cooperación para la organización de sus convenciones, elecciones primarias e internas, en los términos que se acuerde con sujeción a la autonomía e independencia de los partidos políticos”.