La cédula juvenil hace las veces del certificado de nacimiento, así lo establece taxativamente la Ley 68 de 2 de noviembre de 2015 que mandata la reorganización de la Dirección Nacional de Cedulación y regula la expedición de documentos de identidad personal en todo el país. Esta normativa señala en el Capítulo III, artículo 14, que la Dirección de Cedulación expedirá un documento de identidad personal a todos los panameños menores de edad, que se identificará como cédula juvenil, la cual contendrá nombre completo, sexo, fecha y lugar de nacimiento, firma, imagen del rostro y tipo de sangre del titular, además de la fecha de expedición y de expiración y la reproducción de la firma del director nacional de Cedulación. La ley agrega que este documento producirá los mismos efectos legales de un certificado de nacimiento. También indica que los padres deben tramitar la cédula juvenil para todos sus hijos menores de edad y a partir de los 12 años es obligatorio que los niños tengan este documento. Por otra parte, el artículo 16 de esta misma ley plantea que la cédula juvenil es indispensable para la identificación de los jóvenes ante las autoridades, para realizar trámites de matrícula y asistir a centros educativos particulares u oficiales, obtener permisos de conducir u otro documento de naturaleza similar, lo mismo que para la realización de procesos bancarios permitidos a menores. Se deja plasmado además en la ley que la cédula juvenil será emitida gratuitamente la primera vez.