Comunidades de difícil acceso, vecinas de Boca de Cupe, en Darién, se vieron beneficiadas con las giras conjunta de trabajo que como parte del proyecto de subregistro desarrolló el Tribunal Electoral este fin de semana, en esa apartada región fronteriza con Colombia. Más de 300 familias de Paya, Pucuro, Sobiaquiru, Matuganti, entre otras, se trasladaron hasta Boca de Cupe para recibir los servicios de inscripción de nacimientos  y trámites de cédula juvenil que los funcionarios del TE, encabezados por Itzenith Taylor, encargada del proyecto de subregistro, brindaron a los pobladores. Son comunidades, de mayoría indígena, a las que se accede únicamente por vía fluvial o en helicóptero, por lo que a sus moradores les representa un enorme costo y sacrificio acudir a la distrital del TE más cercana del área a inscribir el nacimiento de sus hijos o realizar un trámite de cédula. El recorrido se inició el pasado 21 de agosto y se extenderá hasta el 30, con jornadas de trabajo que además de Boca de Cupe, atiende comunidades de Capeti, Yape, Unión Choco, Pinogana y El Real de Santa María. El beneficio para estas comunidades, de estratos muy humilde, se traduce en el abaratamiento del costo para inscribir un nacimiento  o tramitar una cédula, ya que de otra forma, tienen que trasladarse desde sus remotos poblados a las distritales u oficina regional del TE en Darién, o más costoso aún, a la sede principal, en la capital, lo cual representa la inversión de importantes sumas de dinero en pasajes para hacer las travesías por río y luego por carretera. “La jornada se enmarca en la lucha contra el subregistro que adelanta Panamá, como parte de los objetivos del milenio que debemos cumplir para el 2015, de bajar a cero el índice de los nacimientos no registrados, y su importancia es que al registrar el nacimiento de un niño, le estamos brindando un derecho fundamental, el derecho a su identidad, le permitimos ser visible ante la sociedad y de esta forma, acceso a todos sus derechos como ciudadano.  Pero esta tarea no termina aquí, ya que para el TE es un reto día a día llegar más cerca de esta población tan vulnerable que nos necesita”, enfatizó la encargada del proyecto.