Una queja en contra de algunas autoridades de policía fue presentada esta mañana ante el magistrado presidente del Tribunal Electoral, Gerardo Solís, por los iniciadores del partido en formación, Frente Amplio por la Democracia (FAD). Los dirigentes obreros, Gabriel Castillo y Genaro López en compañía de miembros del citado partido en formación, comunicaron a Solís, que han tenido muchos obstáculos con algunos alcaldes y corregidores para que puedan dar las certificaciones de residencia a los miembros del colectivo político y solicitan que el TE haga cumplir con el derecho que tienen los ciudadanos de constituir nuevos partidos políticos. Por su parte, el magistrado Solís indicó que todas las autoridades de policía están en la obligación de expedir la certificación para que puedan presentarse a la institución a inscribir un partido político, ya que constituye un delito coartar el libre derecho de inscribirse en un partido en formación. El artículo 385 del Código Electoral vigente sanciona con pena de prisión de 6 meses a un año y la suspensión de los derechos ciudadanos e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas de uno a dos años a los que coarten el derecho de libre inscripción y de renuncia de un partido legalmente constituido o en formación; entre otras cosas.