Delegados electorales de las provincias de Chiriquí y Veraguas pidieron mayor seguridad y endurecimiento de penas para castigar el irrespeto, las provocaciones y agresiones que sufren algunos en el desempeño de sus funciones.

Estas peticiones fueron presentadas durante un reconocimiento que realizó el pasado fin de semana Fausto Fernández, presidente del Cuerpo de Delegados Electorales (CDE), a 132 delegados electorales de Veraguas y Chiriquí.

Los homenajeados dijeron que en distintos puntos del país hubo irrespetos, provocaciones y agresiones. Según ellos, faltó más respaldo de las autoridades.

Igualmente solicitaron que se haga una campaña masiva para que la opinión pública conozca las responsabilidades e importancia de este voluntariado por la democracia.

Fausto Fernández reconoció que este fue un proceso electoral intenso y difícil por la gran cantidad de debates para presidente, diputados, alcaldes y representantes de corregimiento, entre otros compromisos del calendario electoral.

Señaló que se reforzarán los programas de capacitación en manejo de crisis, con  una propuesta de 40 horas de estudio en mediación y resolución de conflictos. «Es posible que en el 2020 haya un referéndum y debemos estar preparados», dijo.

También indicó que se revisarán algunos centros de votación que se han quedado chicos e inadecuados para el ejercicio del sufragio de adultos mayores y personas con discapacidad.

Los delegados electorales de Veraguas y Chiriquí narraron sus experiencias (positivas y negativas) de los pasados comicios.

Todos hicieron un llamado a la ciudadanía a unirse al CDE por Panamá y la democracia.

Ya están abiertas las inscripciones para nuevos delegados electorales.