A partir del 2 de enero de 2014 hasta que se declare formalmente cerrado el proceso electoral, se suspenden las inscripciones de adherentes de partidos políticos y los seminarios de capacitación de activistas de los  colectivos legalmente constituidos y en formación. Lo anterior consta en el decreto No. 20 de 11 de diciembre de 2013, promulgado por el Tribunal Electoral, en el que se establece que las labores prioritarias de organiación de las Elecciones Generales del 4 de mayo de 2014, dificultan brindar estos servicio a los partidos. El Decreto, acordado y refrendado por los tres magistrados, Erasmo Pinilla, Heriberto Araúz y Eduardo Valdés Escoffery, ordena a la Dirección Nacional de Organización Electoral que se dedique exclusivamente a la capacitación de los miembros de mesas de votación, de juntas de escrutinios,  inspectores y supervisores de centros de votación, que suman unos 30 mil panameños que desarrollarán el proceso de votación del 4 de mayo. El Decreto está fundamentado también en el mandato dado por el Código Electoral, Ley Orgánica que rige los procesos electorales en la República de Panamá.