La Subcomisión de Voto en los Centros Penitenciarios del PLAGEL conjuntamente con la Dirección Regional del Tribunal Electoral de Colón, llevaron a cabo la recedulación de 605 privados de libertad de la cárcel Nueva Esperanza. Actualmente este centro cuenta con una población de 1,335 detenidos, de los cuales 1,287 son panameños, que fueron censados para conocer cuántos tenían cédulas vencidas o deterioradas, para dotarlos del documento de identidad personal que les permitirá ejercer el sufragio solo para el cargo de presidente en las elecciones del 4 de mayo próximo. En Colón el proceso de recedulación incluyó a 37 reclusas del Centro Femenino de Nueva Esperanza, en el cual hay recluidas 56 mujeres.La legislación electoral concedió a los privados de libertad el derecho de votar, en las elecciones del 2009, por lo que esta será la segunda ocasión en que el TE habilitará mesas de votación en todas las cárceles a nivel nacional, para garantizar que se cumpla esta reglamentación. La Comisión de Voto en los centros penitenciarios está por concluir el proceso de recedulación de todos los privados de libertad a nivel nacional, incluyendo en esta etapa, además de la cárcel Nueva Esperanza a La Joyita.